Primavera
   Verano
   Otoño
   Invierno
 

Afecciones de alergia cutánea

El hecho de que su piel esté roja, con erupciones, escamosa, irritada o inflamada, ¿se debe a una alergia cutánea?

Hay varios tipos de afecciones por alergia cutánea. A menudo producen dolor y tienen apariencia rojiza, escamosa, con erupciones o con inflamación. Un alergista/inmunólogo, a menudo llamado alergista, es el médico más calificado para tratar las enfermedades alérgicas. Un alergista puede determinar cuál es la afección que usted tiene y desarrollar un plan para ayudarlo a sentirse mejor.

Si bien las alergias cutáneas son molestas y fastidiosas, es posible tomar medidas para tratarlas.

Urticaria y angioedema
La urticaria es una zona de la piel inflamada, enrojecida y que produce picazón. Puede variar de tamaño y aparece en cualquier lugar del cuerpo. Los más comunes son los casos agudos, desencadenados por las alergias alimentarias o por los fármacos. Estas urticarias normalmente desparecen en un par de días. La urticaria crónica se puede sufrir durante meses o años.

El angioedema es una inflamación de las capas más profundas de la piel, que a menudo se produce junto con la urticaria. El angioedema normalmente no es rojo ni hay picazón. Las áreas que suelen verse afectadas son los párpados, los labios, la lengua, las manos y los pies.

Las reacciones a los alimentos y a los fármacos son una causa común de las urticarias agudas y/o angioedema. La infección viral o la bacteriana también pueden desencadenar urticarias en adultos y en niños. La urticaria física es una clase de urticaria que se produce debido a fuentes no alérgicas: frotamiento de la piel, frío, calor, excesivo ejercicio físico, presión y exposición directa a la luz solar.

Si se puede identificar la causa de la urticaria, debe evitar ese factor desencadenante. En el caso de las urticarias agudas, algunos fármacos o alimentos pueden tardar días en abandonar el cuerpo, por lo que su alergista podrá recetar antihistamínicos para aliviar los síntomas hasta que ello ocurra.

Dermatitis de contacto
Cuando ciertas sustancias entran en contacto con la piel, pueden causar un eccema llamado dermatitis de contacto. La dermatitis por contacto con irritantes suele provocar más dolor que picazón, y es causada por una sustancia que daña parte de la piel con la que entra en contacto. Cuanto más tiempo esté su piel en contacto con la sustancia, o cuanto más fuerte sea la sustancia, más grave será la reacción. Estas reacciones aparecen con más frecuencia en las manos y se relacionan, frecuentemente, con el trabajo.

La dermatitis alérgica de contacto es más conocida por el enrojecimiento, las ampollas y la picazón que se experimenta luego de tocar una hiedra venenosa. Esta reacción alérgica es causada por un químico de la planta llamado urushiol. Se puede producir una reacción al tocar otros objetos con los que la planta hubiera entrado en contacto, pero una vez que se ha limpiado la piel, no aparece otra reacción por tocar el eccema o las ampollas. Las reacciones de dermatitis alérgica de contacto pueden producirse entre 24 y 48 horas luego del contacto. Una vez que comienza una reacción, tarda entre 14 y 28 días en desaparecer, incluso con tratamiento.

El níquel, los perfumes, las tinturas, los productos de caucho (látex) y los cosméticos también, con frecuencia, causan dermatitis alérgica de contacto. Algunos ingredientes de los medicamentos aplicados sobre la piel pueden causar una reacción; generalmente ocurre con la neomicina, un ingrediente presente en las cremas antibióticas. En el caso de la dermatitis por contacto con irritantes, se debe evitar la sustancia que causa la reacción. También se debe evitar derramar químicos sobre la piel. En algunos casos, los guantes pueden resultar útiles. Dado que estas reacciones no son alérgicas, evitar la sustancia aliviará sus síntomas y evitará el daño persistente en su piel.

El tratamiento de la dermatitis alérgica de contacto depende de cuán severos sean los síntomas. Las compresas húmedas y frías pueden ofrecer alivio para la etapa aguda, temprana del ampollado del eccema en la que se presenta picazón. Además, se le puede recetar cremas tópicas con corticoesteroides. Para evitar que se repita la reacción, evite el contacto con la sustancia responsable de la reacción. Si con su alergista no pueden determinar cuál es la sustancia que causó la reacción, su alergista podrá realizar una serie de pruebas de parche (epicutáneas) para ayudar a identificarla.

 


Eccema


La dermatitis atópica o eczema es una reacción alérgica que generalmente afecta el rostro, los codos y las rodillas. Este eccema (rash) de color rojo, escamoso y que produce picazón es más común en los lactantes y en quienes tienen antecedentes familiares de alergia.

Los desencadenantes comunes son los aeroalergénos, como la caspa de gatos o el polvo del hogar, recalentamiento o transpiración, y contacto con elementos irritantes, como la lana o el jabón. En las personas de más edad, el estrés emocional puede ser un desencadenante. Para algunos pacientes, generalmente niños, ciertos alimentos pueden desencadenar el eccema. Las infecciones de estafilococos en la piel también pueden ser un desencadenante en los niños. Los pacientes con eccema usualmente tienen piel muy seca y "ojeras alérgicas" (un pliegue adicional, llamado línea de Dennie, sobre su párpado inferior). También tienen mayor riesgo con respecto a otras infecciones cutáneas.

Evitar la picazón del eccema es el principal objetivo del tratamiento. No rasque ni frote el eccema. Resulta útil aplicar compresas frías y cremas o pomadas. Además, debe retirar de su entorno todos los elementos irritantes que agravan su afección. Si se identifica a un determinado alimento como causa, debe eliminarlo de su dieta.

Los medicamentos en cremas corticoesteroides tópicas y los inhibidores tópicos de la calcineurina son los más efectivos en el tratamiento del eccema. A menudo se recomiendan antihistamínicos para ayudar a aliviar la picazón. En los casos graves, también se recetan corticoesteroides por vía oral. Si se sospecha que la infección de estafilococos en la piel es un elemento desencadenante de su eccema, a menudo se recomiendan antibióticos.

Consejos para la salud

  • Si su piel está roja, con erupciones, escamosa, inflamada o con picazón, puede ser que tenga una alergia cutánea
  • La urticaria es una zona enrojecida de la piel, dolorosa e inflamada, que puede variar de tamaño, y aparece en cualquier lugar del cuerpo. El angioedema es una inflamación de las capas más profundas de la piel, que a menudo se produce junto con la urticaria.
  • Cuando ciertas sustancias entran en contacto con la piel, pueden causar un eccema llamado dermatitis de contacto.
  • El eccema rojo, escamoso y con picazón que generalmente afecta el rostro, los codos y las rodillas, se llama dermatitis atópica o eccema.
  • Si tiene eccema, evite rascar o frotar sobre el lugar afectado para evitar una infección.
  • Un alergista puede ayudar a entender qué tipo de afección cutánea alérgica tiene y a tomar las medidas para tratarla.

Sentirse mejor. Vivir mejor.
Un alergista/inmunólogo, a menudo llamado alergista, es un pediatra o internista que tiene al menos dos años adicionales de entrenamiento especializado en el diagnóstico y tratamiento de problemas como alergias, asma, enfermedades del sistema inmunológico, y la evaluación y tratamiento de pacientes con infecciones recurrentes, como enfermedades del sistema inmunológico.

La debida atención puede marcar la diferencia entre sufrir con una enfermedad alérgica y sentirse mejor. Al visitar el consultorio de un alergista, se puede tener un diagnóstico exacto, un plan de tratamiento que funciona e información que lo ayudará a controlar su enfermedad.

  Home           Cuerpo Médico           Instituciones           Nosotros           Prácticas
Copyright 2010, alergiabacigaluppi.com.ar. All rights reserved.
Designed by apetry@compudatosnet.com.ar
Contáctenos Contáctenos