Primavera
   Verano
   Otoño
   Invierno
 

Alergias en Primavera

En esta temporada se produce el mágico despertar de la naturaleza, y nos moviliza a todos por igual; siendo famosa como, estación de los jardines floridos, del amor, y... de las Alergias.
De golpe todo fluye como en un torbellino, y el aire se llena de sustancias extrañas para nuestro sistema detector inmunológico, aparecen: polvo, polen, pelos, plumas, parásitos de animales, insectos, y otros tóxicos dentro del organismo; como productos químicos (cosméticos, colorantes medicamentos etc.), .y la misma polución ambiental de cada día.
*En principio, se aconseja mantener los humificadores o vaporizadores apagados, ya que si bien sirven para reducir la sequedad ambiental propia de este período invernal, en exceso también pueden revitalizar los ácaros del polvo, lo que podría ser contraproducente. De todos modos, se recuerda tratar de mantener la humedad ambiental por debajo del 55 por ciento.
Además de estos factores físicos, hay por supuesto los originados por carencias, de orden afectivo o síquicos, que se somatizan en el organismo como eczemas, asma (necesidad de amor y protección paterna), cuyo origen comprobado está, en la sutileza del cuerpo mental y emocional al que no debemos descuidar por su impacto directo, en nuestra salud.
Los sintomas mas notables de la alergia son:
Picazón, urticaria, rinitis con secreción nasal enrojecimiento de los ojos, lagrimeo, tos, dificultad al respirar, asma, etc. Todas éstas, son alarmas que suenan en nuestro cuerpo físico, que debemos oír y no acallar, para encontrar el elemento alterante (alérgenos).
 

Que podemos hacer para evitar las alergias de primavera?
Para evitar el contacto con el polen, en primavera y verano, se pueden establecer una serie de medidas:
Conocer al “enemigo”: Distintos tipos de polen provocan reacciones alérgicas en diferentes personas. No todos disparan las mismas reacciones en cada organismo. Los estudios médicos realizados por los alergistas les servirán para conocer a qué tipo de polen (u otros agentes) son alérgicos, para saber evitarlos cuando se presenten.
Controlar los horarios: La mayor producción de polen tiene lugar entre las 5-10 de la mañana y de 7-10 de la noche, por lo que es mejor evitar las salidas al aire libre en esos horarios.
Consultar el pronóstico del tiempo: Los días secos y ventosos dispersan el polen y son los más críticos para los alérgicos; en esos días, es mejor permanecer en casa o al menos en lugares cerrados. Por el contrario, en los días húmedos, sobre todo después de una lluvia, el agua lava y elimina los rastros de polen del aire, trayendo alivio y mejorando la respiración. Así que lo mejor es tomar previsiones antes de realizar cualquier actividad a la intemperie.
Evitar el contacto directo: En caso de realizar actividades al aire libre (especialmente en el jardín), una simple mascarilla de pintor servirá para evitar la inhalación de polen y retrasar la aparición de alergias. Evitar tumbarse en el césped y utilizar anteojos o gafas de sol al salir.
Consultar al médico: Existen remedios con efecto antihistamínico muy efectivos (muchos de ellos de venta libre) pero es mejor que sean recetados y controlados por un especialista que proporcione la mejor medicación para cada tipo específico de paciente.
  Home           Cuerpo Médico           Instituciones           Nosotros           Prácticas
Copyright 2010, alergiabacigaluppi.com.ar. All rights reserved.
Designed by apetry@compudatosnet.com.ar
Contáctenos Contáctenos